Adan Alsi

3,2,1

Posted on: noviembre 6, 2013

Él caminaba vacío, solitario, sin esperanzas, daba igual a donde fuera, izquierda o derecha, a su casa o al trabajo, él simplemente caminaba, caminaba como caminan los que viven día a día sin esperanzas, sin sueños, sin metas, caminaba como caminan los que se cansaron de soñar y tan solo ven la vida pasar, caminaba con la cabeza gacha y con la certeza de conocer cuantos pasos llevan de su casa al trabajo y cuantos de su casa al mercado… – “23, 24, 25, 26… 48, 49 50… mmm y esto?” – se preguntó mientras observaba un par de pies que se interponían en su camino, levantó la mirada, esa que tanto tiempo solo vió asfalto gris, para encontrarse con esa sonrisa, con esa mirada, y fue así como la conoció… desde ese instante la izquierda se hizo diferente de la derecha, el asfalto gris lo cambió por el horizonte de colores, desde ese día ya no importa lo que era antes, él ya no camina… él corre, vuela, sueña, vive… desde entonces los únicos pasos que cuenta son los que faltan para llegar a donde ella se encuentra… “12,11,10… 3,2,1… Te encontré”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 62 seguidores

Se le tiene!!!

Follow Me

What’s happening??

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

A %d blogueros les gusta esto: