Adan Alsi

Él caminaba vacío, solitario, sin esperanzas, daba igual a donde fuera, izquierda o derecha, a su casa o al trabajo, él simplemente caminaba, caminaba como caminan los que viven día a día sin esperanzas, sin sueños, sin metas, caminaba como caminan los que se cansaron de soñar y tan solo ven la vida pasar, caminaba con la cabeza gacha y con la certeza de conocer cuantos pasos llevan de su casa al trabajo y cuantos de su casa al mercado… – “23, 24, 25, 26… 48, 49 50… mmm y esto?” – se preguntó mientras observaba un par de pies que se interponían en su camino, levantó la mirada, esa que tanto tiempo solo vió asfalto gris, para encontrarse con esa sonrisa, con esa mirada, y fue así como la conoció… desde ese instante la izquierda se hizo diferente de la derecha, el asfalto gris lo cambió por el horizonte de colores, desde ese día ya no importa lo que era antes, él ya no camina… él corre, vuela, sueña, vive… desde entonces los únicos pasos que cuenta son los que faltan para llegar a donde ella se encuentra… “12,11,10… 3,2,1… Te encontré”

Durante el tiempo que tu y yo compartimos solo busqué permanecer en tu mente pero sobre todo en tu corazón, hacerte sentir del mismo modo que tu me hacías sentir a mi, tener las mismas sensaciones, vivir las mismas experiencias, compartir cada segundo que la vida nos estaba dando juntos, pero siempre tuve miedo de fallar, de enamorarme y no ser correspondido, de que no guardaras en tu corazón ese mismo sentimiento que yo con tanto recelo albergaba en el mío. Busqué mil pretextos para verte, luché contra toda crítica, contra cada persona que pretendía que me rindiera y en muchas ocasiones también luché contra el tiempo que se empeñaba en separarnos, pensando que algún día sentiría lo importante que soy para ti pero algunas veces la vida tiene cosas que nos alejan de nuestros sueños y nos hace sentir que perdemos, que todo por lo que luchamos desaparece, que no me correspondes… y fue así como tu vida tomó otro rumbo y efectivamente desapareciste.

Lee el resto de esta entrada »

Hace poco que estaba navegando en Facebook me encontré con este video en el perfíl de un amigo y decidí compartirlo con ustedes. Por favor divulguenlo y encontremos una salida a esta grave problema.

Aquí está el video:

Han pasado algunos años desde la primera vez que te vi, lo recuerdo muy bien… Era una noche lluviosa, que siguió a un largo y algo aburrido día, estaba tan cansado que no fue gran problema conciliar el sueño.

Caminaba a paso lento por alguna calle que no pude reconocer, entre edificios altos y vidrios brillantes, no mucha gente transitaba por allí, una o dos personas que no conozco dialogaban de negocios en una parada de auto-bus, mientras un orgulloso padre cruzaba la esquina con su hijo en hombros… Todo parecía muy normal.

Lee el resto de esta entrada »

Voces de Tango de Enrique Bunbury es una excelente canción para escuchar mientras lees este post

Tengo miedo de volverte a ver, miedo de darme cuenta que nunca te he dejado de amar, temo que cuando te tenga frente a mi la ilusión y el amor vuelvan a hacer de mi vida jirones de tristeza y dolor, fue tanto lo que te ame que ahora no quiero amarte, planee tantas cosas, tantos sueños y tantas veladas juntos que cuando se derrumbaron todos esos planes te odié, odié tu partida, las razones que tuviste para marcharte de mi lado, odié cada segundo junto a ti, y decidí dejarte ir, dejarte planear sin mi, dejarte hacer una vida completa sin el amor que yo te ofrecía… por que tal vez así, creía yo, tu estarías mejor.

Lee el resto de esta entrada »

Caminábamos despacio y tomados de la mano bajo la noche estrellada de aquel martes inolvidable, todo era perfecto, la luna se confabuló conmigo y se puso redondita, exactamente como esa luna que nos regalamos cuando nos enamoramos, las nubes se habían marchado al otro lado del mundo para permitirnos ver más allá de lo que cualquiera hubiera podido jamás; y el mar que nos mojaba los pies estaba extrañamente cálido y apacible, aliado mío que nos brindaba su suave humedad haciendo de ese momento algo invaluable… mientras seguíamos caminando ella observaba la perfecta noche que nos rodeaba, y yo la observaba a ella que superaba toda la perfección que el mundo nos ofrecía, se veía hermosa, y entre más la veía, más hipnotizado estaba y más profundo se hacía mi amor…

Lee el resto de esta entrada »

No me gusta que me digan que sin mi no pueden vivir. Y es que no puedo aceptar que alguien dependa de mi de tal manera, es decir, por más que alguien me quiera, hay n-mil formas diferentes de expresarme lo importante que soy para esa persona… invíteme a comer helado, a cine, no se olvide de mi cumpleaños, llámeme un día cualquiera sin motivo alguno, o lo que es mejor visíteme un día cualquiera… pero no me venga a dañar mi vida con un comentario como ese… “Si a ti te sucede algo, yo me muero”, no creo que yo me pudiera morir tranquilo pensando que si me pasa algo voy a ser culpable de la muerte de otra persona a la que quiero mucho, es una carga muy grande, y tampoco me voy a encerrar en mi cuarto toda la vida para que no me pase nada, no sea el carajo que me muera de soledad, aburrimiento y depresión que puede ser mucho peor que si me callera de un edificio (por accidente claro está), por lo menos esa última tiene el vértigo de la caída no?…

Lee el resto de esta entrada »

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 62 seguidores

Se le tiene!!!

Follow Me

What’s happening??

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.